Si te acabas de divorciar o estás en el proceso seguramente estarás pasando por una etapa de transición en tu vida. No importa si terminaste quedando como los mejores amigos o estás en batalla campal con abogados, el divorcio en sí (y todo lo anterior a él) son eventos que marcarán tu vida para siempre. El divorcio afecta tu autoestima.

La autoestima es un conjunto de creencias, percepciones y evaluaciones que hacemos en función de experiencias vividas.  Si has tenido experiencias de éxito en el campo profesional te sientes capaz de lograr cualquier meta. La seguridad te la da el haberlo hecho antes y la retroalimentación que recibes de los demás. Un ejemplo, si siempre te dijeron que eras muy buena pintando y tú te lo creíste seguramente lo eres. La forma en que te presentas ante los demás es de que tienes talento a la hora de pintar y así te percibimos los demás.  

El divorcio afecta tu autoestima

Para muchas mujeres el divorcio representa de alguna u otra forma un fracaso, puedes identificar ésta creencia fácilmente o puede estar de forma inconsciente. Es un acontecimiento que seguramente no estaba en tu proyecto de vida si es que te casaste “para siempre” y te cambia por completo el panorama y la historia que te habías creado.

Puede que el divorcio se presente como algo totalmente esperado y ansiado para terminar una relación de pareja insostenible o puede que te tome de sorpresa con alguna infidelidad. En éste caso el daño es mayor ya que lo más probable es que pienses que fallaste en algo, que no fuiste suficiente o que hay algo mal en tí que hizo que tu pareja se fuera con otra persona.

Baja autoestima durante o después del divorcio

Todo el proceso de antes y durante es muy desgastante y generalmente existen agresiones físicas, verbales y emocionales, afectando directamente la autoestima de ambos.

Si pudieras ver el divorcio como, “un trámite que refleja el resultado de un conjunto de acciones que no funcionaron como esperabas y que te presentan una oportunidad de hacerlo diferente” entonces otra seria la historia, pero hoy por hoy son muy pocas mujeres que tienen esta conciencia y que se rehúsan a entrar en el drama.

Síntomas de baja autoestima

Si te identificas con algunas de éstas situaciones son un reflejo de baja autoestima.

1.Te muestras insegura en el día a día y pides opinión a todos

2. No expresas tus opiniones pues piensas que no son importantes

3.Ves a todos superiores a ti, más atractivos, más exitosos, con mejores cosas

4.No te esfuerzas por conseguir lo que quieres porqué piensas que no lo vas a lograr

5.Sientes que no mereces (puede ser inconsciente)

6.Evitas relacionarte con los demás pues sientes que tienes nada que aportar

7.Cuando terminas algo piensas que pudiste hacerlo mejor

8.No tomas decisiones, por miedo a equivocarte

9. Te sientes culpable en lugar de responsable en tu situación de vida

10.No terminas lo que empiezas

¿Como recuperar mi autoestima y la seguridad en mi misma?

La buena noticia es que tomando conciencia y realizando pequeñas acciones diarias puedes ir fortaleciéndote otra vez. Imagina que tu autoestima es como un músculo que dejo de hacer ejercicio por mucho tiempo y que ahora va a empezar a entrenar otra vez.

Estas son algunas ideas de cómo poco a poco puedes ir sintiéndote mejor y más segura. Yo las practico y me han funcionado.

1.Deja de criticarte por todo: práctica la compasión hacia ti misma, estas haciendo lo mejor que puedes en la situación en la que estás. Solo recuerda esto, si quieres resultados diferentes tienes que hacer cosas diferentes

2.Piensa positivo: en lo personal el concepto que me ayuda es el de pensar que “las cosas pasan por algo” o el que “no hay mal que por bien no venga”. Trato de encontrarle el lado bueno a todas las situaciones y eso me mantiene con una mente positiva

3. Lista de todo lo que haces bien: a veces solo te enfocas en lo que no haces o lo que te falta y es muy importante reconocer todo lo que haces bien, así que haz esta lista hoy mismo, por lo menos escribe 10 cosas.

4. Acéptate y acepta lo que paso: sin preguntar, sin querer cambiar nada, todo es perfecto como es y si no te gusta lo que creaste haz algo diferente y cámbialo.

5. Perdónate: el tema del perdón es muy importante para salir adelante, porque al hacerlo te libera de una gran carga emocional. Puede que no sepas como hacerlo, pero solo con la intención cuenta. La técnica del Ho’oponopono se me hace una muy bonita herramienta para este tema.

6.Identifica que aprendiste de la experiencia: todas las personas con las que tienes relaciones importantes en tu vida son maestros que te vienen a mostrar algo de ti. Aprovecha esta oportunidad del divorcio para identificar cual es la lección de ésta situación.

7. Dedícate tiempo a sanar: es muy importante que te des tiempo de asimilar, procesar, aceptar todo lo ocurrido antes de empezar con una nueva relación de pareja, pues si no lo haces corres el riesgo de volver a repetir las mismas circunstancias que creaste en tu relación anterior

8. Metas diarias: empieza poniéndote metas diarias fáciles de llevar a cabo y poco a poco puedes ir haciéndolas más difíciles. Esto te irá fortaleciendo.

9. Aléjate de lo que no te hace bien: en ésta nueva etapa de tu vida toma conciencia de personas, actividades, situaciones te suman y no te restan. Estas en proceso de reinventar tu vida y puedes decidir quién se queda y quién no. Si sigues con tu trabajo o buscas algo que realmente te apasione, si empiezas a practicar un deporte que te hace sentir bien, si pruebas hacer eso que desde niña quería hacer pero que no te habías dado el tiempo.

10. Medita: el meditar no solo te relaja y te ayuda en encontrar la paz sino que te conecta con lo más profundo de tu ser, tu esencia y ahí están todas las respuestas.