Tu proyecto de vida es como tu “mapa del tesoro” y es el que te va guiando por el camino donde quieres caminar. Es tu plan personal a largo plazo. Si no lo tienes claro puede que te sientas insatisfecha (no importa todo lo que hayas logrado), confundida y deprimida.

También puede ser que estés en un lugar completamente diferente a lo que habías planeado, como me pasó a mi cuando tuve mi tercer hijo a los 40 y me divorcié un año después con un bebe de 1 año. Yo jamás incluí un divorcio en mi proyecto de vida y menos con un bebé, es más tenía la romántica idea de envejecer juntos y ser los mejores abuelos.

¿Qué pasó entonces? ¿Y que te puede estar pasando si estás en un lugar similar donde no cuadra tu vida actual con lo que habías planeado?

La respuesta es la conciencia y la conexión con tu esencia.  En mi caso a medida que fui avanzando en mi proceso de despertar con mis estudios de sanación energética y coaching, me di cuenta que el matrimonio en el que estaba no era  lo que quería (esto de forma inconsciente al principio).  Poco a poco fui creando las circunstancias necesarias para que como pareja nos distanciaríamos y esto concluyo con mi ex pidiéndome el divorcio.

En ese momento fue difícil asumir que yo tenía la responsabilidad compartida de esa creación, más bien me sentía como víctima. Puede que tú también te sientas así, pero es muy importante asumir que eres responsable de lo que está pasando para recuperar tu poder y si no te gusta lo que creaste puedes crear algo diferente.

Partes de un proyecto de vida

Un proyecto de vida define un propósito y está formado por metas a corto, mediano y largo plazo en las distintas áreas de tu vida. Puede que no tengas muy claro tu propósito o misión todavía, no importa puedes empezar a definir lo que quieres hacer y tener en los próximos años.

Como ejemplo hablemos del dinero, una meta a corto plazo es que empieces a usar una app para administrar tus ingresos y tus gastos. La meta a mediano plazo es que tus ingresos sean mayores a tus egresos para que tengas oportunidad de invertir al mes cierta cantidad de dinero. La meta a largo plazo es que te vayas a algún viaje con ese dinero que invertiste.

En el tema de tu alimentación, una meta a corto plazo es que esta semana apuntes lo que comes y cómo te sientes después de haberlo comido. A mediano plazo es acudir con un profesional para definir un plan de alimentación que vaya de acuerdo con lo que te hace sentir bien. A largo plazo es que tu peso, tus hormonas, tu nivel de energía se encuentren nivelados para que vivas muchos años más de forma saludable.

Tus metas y objetivos las puedes ir revisando periódicamente, en lo personal yo lo hago cada trimestre, evalúo como voy, que tengo que ajustar en función de mis resultados. (Recuerda que los resultados solo nos indican si lo que estamos haciendo funciona o no).

 

Crea un nuevo proyecto de vida con éstos 7 pasos:

1. Auto reflexión

¿En qué momento de tu vida éstas?, ¿Has hecho lo que pensaste qué harías con tu vida? ¿Estas completamente en otro lado? ¿Qué te gustaría crear? ¿Tienes hijos? ¿Te gustaría tenerlos? ¿Te gusta tu trabajo? ¿Te gustaría estar haciendo otra cosa? ¿Te gusta dónde vives? ¿Te gustaría vivir en otro lado? Y así te puedes hacer todas las preguntas que se te ocurran.

Toma una libreta y ve escribiendo las respuestas. Uno de los secretos para que este paso sea muy efectivo es que seas completamente honesta con tus respuestas, se tú la que contesta, no tu mamá o tu abuela o tu hermana.  Antes de comenzar respira 3 veces profundamente y pon tu mano en el corazón, ahora si estás lista.

2. Organización

Una vez que tengas tus nuevas respuestas (bien honestas) acomódalas en las distintas áreas de tu vida. Pareja, familia, hijos, dinero, trabajo, deporte, esparcimiento, bienes, etc. Empieza a visualizarlas e imaginar que ya estás viviendo de esa manera. Un recurso muy útil es hacer un ”vision board”  (yo hago uno cada año) con fotos, imágenes, dibujos de lo que quieras crear ese año, puede ser en grande y lo puedes pegar en alguna pared donde lo veas seguido, o puedes tenerlo como desktop en tu computadora o fondo de pantalla en tu celular.

3. Investigación

Según lo que quieras crear, lee libros, haz algún taller, estudia algún curso, busca comunidades que compartan tu visión. Acuérdate para tener resultados diferentes tienes que hacer cosas diferentes y seguramente ya alguien definió una técnica, algunas herramientas o tips para crear lo que quieres más fácilmente.

4. Se optimista

Confía en que puedes lograrlo. La confianza en ti misma tiene que ver con tu autoestima y tu poder personal. Si sientes que tienes que trabajar en éstos temas hazlo, busca opciones y fortalécete.

5. Comparte

Tu nuevo proyecto de vida con todas las personas que puedas, de esa forma las haces parte de tu visión y sabrán en que te pueden apoyar, también es una forma de sentirte acompañada en el proceso.

6. Acciones comprometidas

Toma decisiones que vayan de acuerdo a tu nuevo proyecto de vida, cuando aparezcan oportunidades tómalas, entiendo que a veces sientas miedo pero es así como empiezas a superar limitaciones que en un pasado no te han servido. El que te mantengas comprometida con tus acciones te hace sentirte fuerte, poderosa y capaz de crear lo que realmente quieres.

7. Confía

Existe lo que no ves pero que si sientes y esto tiene que ver con el mundo de la energía (que es una de mis pasiones) y los seres invisibles a nuestros ojos que mandan para ayudarnos y facilitarnos el camino. Si confías y tienes fe en que existe algo más grande que tú que puedes llamar Dios-Creador-Universo que respalda tu nuevo plan de vida te sentirás más liviana. Los ángeles están aquí para acompañarte durante toda tu vida, puedes pedirles ayuda en cualquier momento.